Pequeñas acciones que nos emocionan (Parte II)

Esta es la historia de limobebe & Vall d’hebron…

Cuando ya teníamos el proyecto en la mesa y muchísimas ganas de empezar, nos reunimos con el equipo de Vall d’hebron y descubrimos todo un mundo que nos conmovió: EL MUNDO DE LOS BEBÉS QUE NACEN ANTES DE TIEMPO.

Quizás, para explicaros mejor el por qué de nuestro proyecto y nuestra ilusión en crecimiento, os contaremos la historia paso a paso, desde el inicio, para que os emocionéis tanto como nosotros.
________________________________________________________________________________________________

Esta es la historia de Karol y Aitor…

Aitor nació en 2010 con 780gr, después de 24 semanas de embarazo, en la sección de neonatologia de la Vall d’hebron. Karol, su mamá, tenía 32 años.

Contracciones 16 semanas antes de lo previsto y un parto natural rapidísimo, no dieron tiempo a que los médicos pudieran hacer nada por madurar sus pulmones antes de que Aitor saliera.
AITOR1

Karol y su pareja se habían hecho una idea del nacimiento pero Aitor tuvo otros planes. Pasaron juntos 5 meses en el hospital Vall d’hebron.

A pesar de que no todos los bebés prematuros necesariamente tienen que ser problemáticos, un nacimiento de 24 semanas es diferente. Las primeras semanas son críticas ya que el desarrollo de los órganos todavía no es completo.

Según la experiencia de Karol, que la conocimos en nuestra primera reunión en Vall d’hebrón, los primeros meses fueron una carrera de obstáculos pasando de pequeñas a grandes complicaciones; una lucha por sobrevivir día tras día.

A los 15 días Karol le dijo a una enfermera “ Tengo un hijo y todavía no le he dado un beso”. Parece una frase impensable… Pero es tan cierta como que el equipo médico (una segunda familia, así los define ella) rápidamente le puso remedio.

Importantísimo es, nos contaba, establecer contacto directo entre los padres y el bebé indefenso en la incubadora. Una caricia, un cuento, una canción de cuna… Eran cruciales para que Aitor se tranquilizase y sintiera el calor de sus padres.
AITOR2

Los momentos en que Karol aplicaba el método canguro – momento en el cual Aitor era colocado en el pecho de Karol piel con piel – el ritmo cardiaco, la respiración y la temperatura de Aitor se estabilizaban.

Especial también es la relación con otros padres en situaciones parecidas, las enfermeras y equipo médico.

Después de 5 meses de convivencia intensa son muchas las experiencias compartidas y la fuerza y el calor de familiares y amigos, pero también de padres en situaciones similares y de los médicos y enfermeras al cuidado diario de tu hijo.

De ahí nacieron muchos vínculos, entre ellos la idea de organizarse en forma de asociación para dar apoyo a padres en la misma situación.
AITOR6

Karol es hoy una de las mamás iniciadoras de la Asociación de Padres de Bebés Prematuros de la Vall d’hebron. Una mujer de espíritu fuerte y luchador, muy cercana y con ganas de regalar ánimos, ilusión y cariño a todas las personas que están pasando por lo que ella pasó hace tres años.
AITOR4

Aitor es un niño sano y alegre de 3 años con un hermanito que se llama Julen.

________________________________________________________________________________________________

De toda su historia, nos quedamos con estas palabras: “Volver a casa cada día sin mi bebé, me alejaba de la sensación de ser madre. Empecé a sentir la “normalidad” cuando pude vestirle por primera vez.”

Karol nos explica que algo tan simple y cotidiano como empezar a vestir a su bebé, se convertía en una ilusión diaria porque era parte de la evolución favorable de Aitor y la hacía sentir cada vez más cerca de él.

La “normalidad”, el poder llevarse a casa la ropita de su bebé para limpiar y el empezar a ejercer las tareas de madre (escogerla, lavarla, tenderla, doblarla…), le daba fuerzas para seguir siendo optimista y superar los duros momentos de cada día. Dormía apegada a los arrullitos de Aitor para que al día siguiente pudiese sentir el olor de su hogar y de sus papás.

Es verdad que es muy difícil encontrar ropita tan pequeña y creemos que todo esfuerzo merece la pena si podemos ayudar a las familias a acercarse a esa “normalidad” en una situación tan difícil. Esta es nuestra intención e ilusión, colaborar con familias y hospitales para que estos “superbebés” tengan ropita de su tamaño, confortable y divertida.
AITOR5

Si te encuentras en una situación parecida a la de Karol y Aitor, no dudes en visitar su página de facebook para que te ayuden a resolver tus dudas y a sentir el calor de los padres que han pasado por experiencias similares a la tuya: Prematurs Vall d´Hebron

1 Comment

  1. vantonj@gmail.com 29 Agosto, 2013

    Preciosa historia de amor Karol. Es muy bonito que lo hayas compartido. De Aitor que decir… Ese chico es un luchador nato, bueno neonato que tiene más mérito. Orgulloso de Vall d’Hebron también como no. Me ha encantado! Sois maravillosos.


Leave a comment