Operación de bikini y energía

Hace algún tiempo compartí con vosotros mi experiencia detox en Turquia y estoy emocionada de ir por 4º vez en unas semanas. Una semana de ayuno a base de zumos y mucho deporte hace que durante meses después del tratamiento aún puedas disfrutar de un montón de energía y además te marches de vuelta a casa con unos kilos de menos.

Hasta aquí todo súper, aunque hayan muchas personas que me rodean que no entienden que voluntariamente y de vacaciones sólo quiera alimentarme a base de zumos (sin alcohol). Pero Turquía en Mayo significa sol, sol significa bikini. Y aquí es donde asoma una cierta cantidad de stress. Desde hace años que estoy buscando el bikini perfecto, que en mi experiencia no existe… pero no puedo abandonar la búsqueda porque un traje de baño no es apreciado por mi chico, porque eso, según él y muchos hombres es cosa de mujeres “mayores” o mujeres muy en forma que van a los juegos olímpicos, pero yo no estoy en ninguna de estas dos categorías.

Este año he apostado por la compra por internet. Desde mi sillón de casa, sin tener que quitarme la ropa y meterme en un vestidor agobiante, sin iluminación que hace que mi piel sea aún más blanca y transparente.
He elegido una marca que conozco de ropa interior. Resumiendo la experiencia, el servicio de entrega ha sido rápido, con un embalaje cuidadoso y después de probármelo puedo deciros que la realidad vs expectativa del bikini es “algo diferente” a como me lo presentaron con la modelo. Ahora lo único que me falta es un pareo 😉

Fieke

1 Comment

  1. Laura 26 Mayo, 2015

    Hola Fieke,
    creo que ya te lo pregunté en alguna otra ocasión,.. se puede saber donde vas de Turquía? o es un secreto? que también lo entendería!! 😉
    Gracias,


Leave a comment