Un poco de meditación cada día

Imagen de: image:http://www.thespiritualseducer.com

Esta mañana he vuelto a meditar, al menos he hecho un nuevo intento. Tengo la sensación de que “no lo hago bien” y que ésta es la razón por la que después de unos días suelo abandonar mis intentos. Me está frustrando mucho y eso no puede ser la intención de esta práctica! Si es justo con la meditación que una se vuelve más relajada, feliz y concentrada…
Mi primer contacto con la meditación hace algunos años, fue una confrontación, sufrí un ligero ataque de pánico y hasta tuve la impresión de que iba a hiperventilar, además, mi cuerpo entero protestaba a gritos por la posición poco confortable (posición del loto).
Desde entonces he aprendido y mejorado mi respiración y eso es una experiencia positiva. Meditar sentada no me funciona y he decidido meditar estirada para controlar mi mente revolucionada – cosa que aún no consigo! Las listas de tareas, conversaciones e ideas se cruzan como chispas en mi cabeza.
Encuentro la palabra “meditación” en todas partes, oigo hablar de ello a personas que respeto y leo sobre el tema en revistas y en blogs. Es trendy pero no es nada nuevo y se siguen haciendo muchos estudios sobre sus beneficios.
Confieso que me frustra que no consiga meditar porque creo que realmente puede generar cambios en nuestra ajetreada vida con saturación de información en cada momento del día.
Así que cuando mi “gurú”, Marie Corleo, mencionó el tema meditación y comentó que hay 1140 minutos en el día y que sólo necesitas 10 minutos para empezar tu día de manera positiva, decidí que tenía que darle una nueva oportunidad. Esta vez con unos auriculares, una melodía relajada y un mantra (so hum namah). Esto último es nuevo para mí y parece funcionar. Cada vez que mis pensamientos se dispersan, repito estas 3 palabras y puedo volver a focalizarme en el presente, en el ahora.
Por cuanto tiempo vaya a mantener mi disciplina esta vez no te lo puedo asegurar, pero estoy convencida que algún día, la meditación será como mi café de la mañana – seguro si sólo son 10 minutos al inicio de mi día… Deséame suerte!

Love

Fieke

 

Leave a comment